Dra. Elia Mercedes Alonso Guzmán

Escrito por Rafael Salgado Garciglia y Horacio Cano Camacho

Realizó sus estudios de Licenciatura en Ingeniería Civil en la Facultad de Ingeniería Civil de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSMH) (1987), de Maestría en Metalurgia y Ciencias de los Materiales en la misma universidad (UMSNH) (1996) y es Doctora en Ciencias Químicas por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) (2002). En 2019, realizó una estancia sabática Posdoctoral en el Instituto de Física, LANCIC, UNAM.

Actualmente es Profesora-Investigadora Titular en la Facultad de Ingeniería Civil de la UMSNH, docente a nivel de licenciatura y en los programas de posgrado de la misma facultad. Se encuentra adscrita al Departamento de Materiales de la misma. Sus principales líneas de investigación son sobre el diseño, la síntesis y la caracterización en la innovación y restauración en materiales para la construcción, así como la caracterización y modelado digital de materiales. Desarrolla y participa en diversos proyectos de investigación en el ámbito regional, nacional e internacional, en los que participa con la asesoría de tesis de licenciatura, especialidad, maestría y doctorado. Los resultados y avances de estas investigaciones los ha presentado en congresos locales, regionales, nacionales e internacionales, y es autora de un notable número de artículos científicos en revistas de arbitraje internacional. Es responsable Cuerpo Académico (CA) “Ciencias, ingeniería y tecnología de materiales para la construcción”, primer CA Consolidado en la Facultad de Ingeniería Civil (UMSNH).

Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores y ha obtenido el Premio Nacional al Mérito Académico ANFEI (Asociación Nacional de Facultades y Escuelas de Ingeniería) (2010), el Premio Estatal de Ciencias por la Labor Científica con Perspectiva de Género (2019) y desde 2018 es Profesora Emérita de la UMSNH.

¿Cómo nació su inquietud de ser Ingeniera Civil?

Cuando era adolescente me pregunté ¿Cuáles son las necesidades básicas del ser humano?, ¿Yo, cómo contribuyo a encontrar una respuesta? La respuesta principal fue comida, salud, casa; que contribuye al bienestar de la comunidad, pensando en mejorar de alguna manera las construcciones en donde habitamos, en donde nos desarrollamos y el confort para todos, para que simultáneamente podamos florecer y realizarnos en las actividades cotidianas. Esto me llevó a la decisión de ser una ingeniera civil. Las ingenieras y los ingenieros civiles realizan obras civiles y religiosas, tales como casas, puertos, muelles, iglesias, hospitales, escuelas, laboratorios, oficinas, puentes, pavimentos, teatros, tiendas, fábricas, museos, electrificación, agua potable, drenaje, tratamiento de agua, diseño de suministros de agua para sembrar y cosechar. En nuestra profesión también buscamos innovar y ser sostenibles/sustentables, por ejemplo cómo reciclar los materiales de construcción, investigamos cómo lograr que los materiales sean más baratos, accesibles, durables, resistentes, ligeros. El desarrollo de los países suele medirse en función del confort de sus ciudadanos, ¿cuántos mexicanos tienen agua potable, electricidad, drenaje, comunicación terrestre/marítima/aérea/ferroviaria? Muchos compatriotas necesitan tener una vivienda físicamente digna y segura, así como con estatus legal adecuado.

 

Además ¿podría decirnos porqué encaminar sus estudios de posgrado en ciencias de los materiales y ciencias químicas?

Al trabajar en materiales de construcción, es imprescindible diseñar las propiedades que éstos deberán tener bajo diferentes condiciones de carga, dinámicas y meteorológicas. Los materiales para construir, ya sean tradicionales, patrimoniales, artísticos, históricos, innovadores, se encuentran en estado sólido y para diseñarlos es importante conocer las solicitaciones a las que estarán sometidos: cargas estáticas, sismos, sobrecarga, atmósfera ácida, congelamiento y deshielo, ciclos de inmersión en agua y secado (mareas), daño antropogénico, polución, corrosión, carbonatación, reacciones álcali agregado, ataque por sulfatos o cloruros, entre otras. Haciendo una ecuación entre diseño del material en función de solicitaciones, durabilidad, costo, responsabilidad medioambiental, es importante conocer la parte básica de los mismos para que, a partir de esos datos, se pueda inferir su comportamiento físico-mecánico, y entonces buscar herramientas matemáticas, químicas, físicas que permitan determinar de manera cuantitativa, en cómo proporcionarles resistencia y durabilidad, sin un excesivo costo o gasto extraordinario de energía, tratando en lo posible de buscar nuevos usos para los materiales que son residuos o desechos sólidos de otros procesos físicos, químicos o mecánicos.

 

Entonces ¿Cuál fue la primera línea de investigación científica que desarrolló en nuestra universidad?

Fue la de estudiar las propiedades físicas y mecánicas de materiales tradicionales de la construcción: morteros, cemento Portland y concreto hidráulico; acero de refuerzo; geomateriales (áridos, gravas, suelos, ignimbritas); materiales asfálticos; cerámicos crudos ( como los adobes, entre otros); cerámicos de baja temperatura (ladrillos artesanales); cerámicos de alta temperatura (ladrillos extruidos, baldosas, pisos y vidrios).

Posteriormente, el enfoque de las investigaciones ha consistido en contribuir para preservar y conservar el patrimonio histórico arquitectónico monumental para las generaciones que nos siguen y que nos fue legado por nuestros ancestros originarios. Hemos estudiado los materiales originales, mecanismos de deterioro y sus métodos de protección acordes con la Normativa Nacional vigente. También hemos realizado el estudio y caracterización de ignimbritas como las usadas en el centro histórico de Morelia, diseño, investigación y arqueología experimental de morteros base cal con adiciones para modificación de sus propiedades físicas, químicas, mecánicas, ópticas, estéticas.

Así mismo, hemos realizado investigaciones sobre el estudio de vivienda vernácula de adobe con diferentes estabilizantes.

 

En ése y otros proyectos ¿Cuáles son los aportes que usted considera como los más significativos y por qué?

¡Santo Dios! ¡Qué interesante!, difícil decir algo concreto; quizá los usuarios de nuestras investigaciones serían los más indicados para responder estas preguntas. Las adiciones orgánicas e inorgánicas para el diseño de morteros para conservación de monumentos patrimoniales, probados en arqueología experimental. También considero que haberme dedicado sin cortapisas, de modo intenso, al trabajo sobre materiales, en el laboratorio, para su reproducibilidad en lo cotidiano y las mejoras en el comportamiento de estos distintos materiales.

 

¿Nos podría describir de manera breve cuál es el camino para lograr una patente?

Se presenta una solicitud de registro de patente ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, el IMPI. Se exhibe una descripción, resumen, los dibujos y las reivindicaciones que son la esencia de la solicitud y definen el alcance jurídico de la mima. También se paga para su revisión. Después el IMPI realiza dos exámenes: primero un examen de forma que definirá la aprobación o negación de la patente. Si se aprueba se publica en la Gaceta del IMPI, para ver si algún tercero se opone. Después viene el examen de fondo para patentar. Si es positivo se emite por el Instituto el título de propiedad sobre la invención, con una vigencia de 20 años a partir de que se realizó la solicitud. Es muy tortuoso este registro. Puede durar más de cuatro años. La Universidad Michoacana cada día está más dispuesta a apoyar a los investigadores que desean someter patentes, en nuestra facultad y grupo de trabajo contamos con al menos tres patentes, como la de “Uso de mucílago de nopal para incrementar la durabilidad de materiales base cemento portland (lechada, grout, mortero, concreto), así como disminuir la corrosión del acero de refuerzo en materiales de construcción” (2017009467, 2018).

 

¿Cuál es su parecer de la importancia de la mujer en la ciencia?

Considero que todas y todos somos sólo personas o humanos, y no es necesario que al referirse a las personas debamos hacer distingos entre mujeres y hombres, ya que somos iguales, quizá desde el punto de vista biológico existen diferencias significativas en cuanto a las habilidades innatas de cada grupo genérico, pero se ha demostrado que la experiencia hace al maestro. Realmente podemos aprender, capacitarnos, entrenarnos, no importa nuestro género, ya que somos importantes para el desarrollo del bienestar de la humanidad. Puede acontecer que los límites nos los pongamos nosotros mismos.

 

¿Qué mensaje puede dejar a los niños, pero en particular a las niñas, para que obtengan lo que usted ha logrado?

Gracias. Cuando mis hijos e hija iban a la escuela, siempre los despedía diciéndoles: “Disfruta, aprende”, entonces ahora ellos me comentan que realmente pensaban que la escuela era para disfrutar, pero, mientras aprendían. Aprender es divertido, emocionante, nos hace libres, nos evita pre-juicios y per-juicios.

Todas y todos somos capaces de todo. Sólo tenemos que aplicarnos a ellos, el mundo está lleno de oportunidades para descubrir, aplicar, aprender y tener la dicha y oportunidad de servir a nuestros semejantes, sin limitarnos a nuestra especie, a todos los seres vivos.

Mucho éxito en todo lo que emprendan y pensemos: ¡Yo puedo todo!

0
0
0
s2smodern