Conociendo la Huella Hídrica

Escrito por Diego García Vega e Hilda R. Guerrero García Rojas

Durante los últimos años, la incesante demanda por los recursos hídricos y su mal uso han incrementado la contaminación y agravado el estrés hídrico en muchas partes de México y del mundo, con graves consecuencias para la salud pública, la sostenibilidad ambiental, el desarrollo económico y la seguridad alimentaria y energética. Con esto, el agua a menudo se ha convertido en un factor limitante, en lugar de un facilitador del bienestar social, ambiental y económico. Sin embargo, se considera que esta crisis mundial del agua es principalmente de gobernanza, más que de disponibilidad.

 

Conflictos por el agua

En las últimas décadas, nuestro planeta ha sufrido una transformación acelerada debido al desarrollo tecnológico, al crecimiento poblacional, a la globalización de la economía y al cambio climático. Esta transformación ha sido positiva en muchos aspectos; sin embargo, también ha provocado efectos negativos sobre ciclos vitales para la vida, como es el hidrológico.

México recibe aproximadamente 1.5 millones de millones de metros cúbicos de agua en forma de precipitación al año. De esta agua, se estima que el 72.5% se pierde por evapotranspiración – que es la pérdida de humedad de una superficie por evaporación directa junto con la pérdida de agua por transpiración de la vegetación- y regresa a la atmósfera, el 21.2% escurre por los ríos o arroyos y el 6.4% restante se infiltra al subsuelo de forma natural y recarga los acuíferos. Tomando en cuenta los flujos de salida y de entrada de agua con los países vecinos, el país anualmente cuenta con casi los 500 mil millones de m3 de agua dulce renovable.

El crecimiento poblacional y económico han ejercido mayor presión sobre los recursos hídricos en México, al punto de que el volumen demandado de agua siempre es mayor que el volumen suministrado, lo que obliga a decidir a quién dejar sin este recurso, generando problemas distributivos y conflicto social. La competencia entre los sectores industrial, urbano y agrícola, por este recurso, es ya causa de conflictos a diferentes escalas y a diferentes intensidades, presentándose tanto entre los sectores privados y públicos. En un intento por controlar el uso del agua y de evitar los conflictos, el marco institucional ha ido cambiando, sin conseguir del todo una reforma acorde con el nivel del problema.

Para 2030, se prevé que la demanda mundial de agua haya aumentado un 50%. En la actualidad, casi los dos mil millones de personas en el mundo utilizan una fuente de agua potable contaminada con heces, por lo que corren el riesgo de contraer cólera, disentería, fiebre tifoidea y poliomielitis. El agua insalubre y un saneamiento e higiene deficientes causan alrededor de un millón de muertes al año. Más del 80% de las aguas residuales generadas por la sociedad regresa al ecosistema sin haber sido tratadas o reutilizadas. Para 2050, cerca del 70% de la población mundial vivirá en ciudades, frente al 50% actual, lo que implica mayores demandas de bienes y servicios (agua).

En general, la situación actual por la que pasan los recursos hídricos en México, son consecuencia de un uso y aprovechamiento ineficiente, de una dirección gubernamental meramente ingenieril, de una laxa aplicación jurídica, una productividad decreciente del recurso y crecientes costos ambientales y financieros derivados de la extracción, distribución, tratamiento y la existencia de estructuras tarifarias que no permiten una aproximación a la recuperación de los costos económicos, sociales y ambientales. 

Conociendo la Huella Hídrica

¿Alguna vez te has preguntado, cuánta agua se necesita para llevar a cabo las actividades cotidianas que realiza cualquier persona, o para la culminación de un proceso o producto?

Pues bien, sabías que en una ducha consumimos 26 litros de agua por minuto; para producir un litro de leche se requieren de mil litros de agua; una taza de café requiere de 140 litros de agua; para hacer una hamburguesa se necesitan de 2,400 litros de agua, un par de zapatos implica ocho mil litros de agua, o bien, para elaborar una playera se necesitan 2,700 litros de agua.

Podemos ver, que toda actividad personal o productiva requiere de agua. A pesar de ello, muchas veces los recursos hídricos no son “contabilizados” y/o “monitoreados” para su uso y aprovechamiento eficiente, lo que provoca grandes deficiencias y desequilibrios, tanto en sectores productivos como domésticos.

La Huella Hídrica es un indicador que mide el consumo y contaminación de agua dulce y contempla las dimensiones directa e indirecta de su utilización. Su concepto fue introducido por primera vez en el año 2002 y desde entonces es difundido por la organización internacional “Red de Huella Hídrica” y se puede utilizar para estimar y evaluar el aprovechamiento del agua por parte de una persona, un producto, un proceso de producción industrial, una región o un país.

La Huella Hídrica representa el desarrollo de un nuevo indicador de la apropiación humana del agua dulce. Este indicador no solamente toma en cuenta el volumen de agua empleado directa o indirectamente para producir algo, sino también distingue en dónde y en qué momento se usó y qué tipo de agua se utilizó: 

  • Lluvia (Huella Hídrica Verde)
  • Agua superficial y/o subterránea (Huella Hídrica Azul)
  • Agua empleada para asimilar la carga contaminante en cuerpos receptores (Huella Hídrica Gris). 

De esta forma, la Huella Hídrica tiene dimensión temporal y espacial, considera aspectos cuantitativos y cualitativos, posibilita evaluar su sostenibilidad y determinar cómo el consumo de un bien en un lugar afecta los recursos hídricos del sitio donde se produjo. Además, posibilita la generación de nuevas estrategias y acciones que permitan la gestión integral y sustentable del agua.

La Huella Hídrica nos abre una nueva perspectiva y resulta de especial interés para abordar los grandes retos actuales en materia de seguridad hídrica, entendiéndose por esta última como la capacidad de una población para resguardar el acceso sustentable a cantidades adecuadas de agua de calidad aceptable con objeto de brindar sustento, bienestar y desarrollo socioeconómico sustentables; asegurar la protección contra la contaminación transmitida por el agua y los desastres relacionados con ella, y preservar los ecosistemas.

Por lo tanto, la Huella Hídrica nos ofrece una perspectiva mejor y más amplia sobre cómo un consumidor o productor afecta el uso de sistemas de agua dulce. Se trata de una medida volumétrica del consumo de agua y su contaminación. Representa información explícita a lo largo del tiempo y del espacio sobre cómo el agua es apropiada para diversos fines humanos. Por ello no sólo puede inspirar un debate sobre el uso del agua sustentable y equitativo, sino también sentar una buena base para la evaluación local de sus impactos ambientales, sociales y económicos.

 

Acciones para el cuidado del agua

Garantizar la seguridad hídrica de México y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible al 2030 y más allá requiere un cambio de paradigma en la gestión del agua y una mejor comprensión de la problemática hídrica que pueda llevar a un uso más sustentable, eficiente, justo y equitativo del agua.

Aproximadamente, la mitad de la Huella Hídrica del consumo mexicano se refiere al consumo de productos de origen animal, por lo que es el momento de evaluar la sostenibilidad de las dietas intensivas en carne. También, se utiliza una cantidad creciente de agua en cultivos para producción de biocombustibles, parcialmente destinados a la exportación. Alejarnos de los combustibles fósiles es bueno para reducir nuestra huella de carbono, pero avanzar hacia la bioenergía es igual de problemático dada su enorme Huella Hídrica. Necesitamos políticas energéticas que reduzcan nuestras huellas de carbono e hídrica, lo que solo es posible mediante inversiones firmes en energía solar y eólica.

Se recomienda cerrar la llave mientras te higienizas o lavas las frutas, verduras o platos, evita la utilización de mangueras y revisa el estado de las cañerías y llaves, utiliza el lavarropa de manera inteligente, evita largas duchas y no juegues con el agua y reutiliza el agua para otras tareas como limpieza de pisos o regar plantas.

Por ello, el sector hídrico requiere de un proceso de reformas que complemente el enfoque predominantemente técnico–hidráulico, para hacer más eficaz el proceso de la gestión integrada de los recursos hídricos al incorporar planteamientos concebidos desde las perspectivas social y ambiental, en el marco del desarrollo sustentable. Por lo tanto, resulta de gran importancia articular un modelo de gestión de recursos hídricos cada vez más eficiente y flexible, acorde con su entorno, sin limitar el desarrollo económico y social del país.  

CONAGUA. 2016. Estadísticas del agua en México. Comisión Nacional del Agua. Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT). https://agua.org.mx/wp-content/uploads/2017/03/Estadisticas-del-Agua-en-Mexico_2016.pdf

Hoekstra, A.Y., Chapagain A.K., Aldaya M.M. y Mekonnen M.M. (2011). The Water Footprint Assessment Manual. Setting the Global Standard. Water Footprint Network. Publicado por Earthscan (publishing for a sustainable future). http://waterfootprint.org/media/downloads/TheWaterFootprintAssessmentManual_2.pdf

IMTA. 2017. Huella Hídrica en México: análisis y perspectivas. Instituto Mexicano de Tecnología del Agua. Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales. https://agua.org.mx/wp-content/uploads/2017/06/Huella-hidrica-en-Mexico-bis.pdf

WFN. 2017. Sitio oficial de la Red de Huella Hídrica en español. Water Footprint Network. http://www.huellahidrica.org/?page=files/home

Diego García Vega es estudiante de la Maestría en Gestión Pública de la Sustentabilidad.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

Hilda R. Guerrero García Rojas es Profesora-Investigadora, ambos de la Facultad de Economía de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern