Azúcar, deliciosa adicción

Escrito por Gloria Sarai Gutiérrez Macías y Francisco Gutiérrez Cantú

Dulces, pan, chocolates, refrescos Mmm, delicioso. ¿Nos hemos detenido a pensar cuanta azúcar consumimos diariamente? Probablemente sientas esa necesidad incontrolable de un dulce o colocar azúcar a tu café o ir por tu refresco de cola diario ¡Eso podría ser un signo de adicción!

Los alimentos con azúcares -glúcidos que generalmente tienen sabor dulce como la glucosa y la fructosa, ambos conforman la sacarosa- son diariamente consumidos en nuestra dieta mexicana y el azúcar como muchas otras drogas crea un efecto de dependencia por que causa una sensación de placer en nuestro cerebro. Es así como comienza un proceso de adicción, en la que muchos de nosotros podemos vernos involucrados sin saberlo. Las repercusiones que las cantidades continuas de azúcar causan a nuestra salud son muchas. A continuación, te contaremos detalladamente de esta dulce adicción.

El azúcar como adicción

Sabías que el azúcar atraviesa las mismas etapas que la adicción a otras sustancias.  Si bien, nuestro cerebro necesita de la glucosa para pensar y hacer nuestras actividades cotidianas, no obstante en la actualidad se ha convertido en una dependencia enfermiza.

Cuando se habla de adicción ¿en qué piensas? ¿En alcohol o drogas? Pues no te sorprendas al escuchar que las personas no pueden vivir sin azúcar porque se ponen mal si no las consumen, a tal grado que actualmente se llegan a producir 160 millones de toneladas y el promedio de consumo de refresco en el mexicano promedio es de 160 litros al año, independientemente de que tu consumas o no. Es entonces la sustancia legal adictiva más utilizada.

Si bien, el azúcar es el alimento que nuestro cerebro necesita para producir la energía para pensar y los procesos que se llevan a cabo aquí, ya sabes que “todo en exceso es malo” y el azúcar no es la excepción. El proceso de adicción al azúcar tiene 3 etapas:

  1. Consumo del azúcar en grandes cantidades donde se libera dopamina que es la hormona que nos da una sensación de bienestar.
  2. Necesidad de consumir azúcar. Se ha creado una codependencia.
  3. Deseo del azúcar. Aunque no la hayas consumido, tu cerebro la pide automáticamente. Para los que dejan de consumir azúcar que ya eran adictos, vuelven a buscarla con mayor intensidad. Si no se consume la suficiente cantidad, podría incluso generarse depresión.

Este proceso es similar a la adicción del alcohol, por lo que pueden estar relacionadas ambas adicciones. Muchas veces los factores además de los ambientales (lugar donde te desenvuelves, dieta y costumbres) como los genéticos y hereditarios, pueden contribuir a la adicción al azúcar.

En México se ha descubierto recientemente que en el genoma humano, en específico el de los mexicanos, hay “un gen de obesidad, indicativo de que tenemos un mayor riesgo de tener adicción al azúcar y desarrollar obesidad.

 Repercusiones a tu salud del consumo de azúcar en exceso.

Recuerdas cuando de niño te decían: “si sigues comiendo dulces se te van a picar los dientes”, bueno, aunque eso es verdad y es la principal causa de desmineralización y caries en los dientes, el azúcar en grandes cantidades puede provocar, además, múltiples alteraciones en tu cuerpo, tales como:

 

  1. Diabetes o Azúcar en Sangre como lo conocen algunas personas, cuando son niveles altos de glucosa en sangre, la que actúa como inmunosupresor (es decir que evita que se produzcan células de defensa) ya que estimula al páncreas para que produzca una cantidad elevada de insulina, lo cual lleva a la susceptibilidad inmunológica y como consecuencia alteraciones en el sistema nervioso.
  2. Obesidad Infantil. Si los niños consumen altas cantidades de azúcar durante la infancia, podrían desarrollar obesidad y problemas de arterosclerosis, diabetes, problemas de corazón, síndrome metabólico, insuficiencia respiratoria, entre otras. El patrón de conducta alimenticia comienza en la infancia. Una persona debe de cuidarse desde el vientre materno con el consumo de azúcar por parte de la madre. No esperes a cumplir 40 años para empezar a cuidarte.
  3. El azúcar posee la capacidad de modificar el pH corporal, acidificándolo, es decir que tras su digestión y metabolización deja residuos ácidos (agua + ácido carbónico). Estos residuos ácidos exigen al organismo una neutralización mediante las reservas minerales de los huesos causando osteoporosis.
  4. Interfiere con la absorción de proteínas.
  5. Afecta la actividad de los glóbulos blancos que son células de defensa que nos ayudan a combatir las infecciones y protegernos contra agentes extraños a nuestro cuerpo.
  6. Caries. El consumo de producto con alto contenido de azúcares es causa principal de las caries tanto en los niños como en los adultos
  7. Por último, la obesidad del adulto. Si tú o alguien de tu familia tiene obesidad y el consumo de alimentos ricos en azúcar predomina, ten en cuenta que el azúcar es glucosa y al no utilizarlo tu cuerpo porque ya tiene suficiente, el cuerpo lo convierte en grasa y se guarda en esas lonjitas o en diversas partes del cuerpo.

¿Cómo saber si soy adicto al azúcar?

  1. ¿Te dan antojos de comida dulce, pizza o chocolate cuando te sientes un poco triste o deprimido?
  2. ¿Te sientes culpable sobre la cantidad de dulces o carbohidratos que comes?
  3. ¿Buscas a medio día o después de comer algo dulce como postres o bebidas?
  4. ¿Has intentado reducir la cantidad de azúcar, pero no has tenido éxito?
  5. ¿No puedes comer si no hay de bebida refresco, jugos o agua azucarada? 

Si tu respuesta es sí a una o varias preguntas, seguramente tienes adicción al azúcar. 

¡Soy Adicto! ¿Qué puedo hacer?

  • Evita los endulzantes artificiales. Estos son más dulces que el azúcar y ocasionan una necesidad mayor de ingerir azúcar.
  • Evita comida que te incrementa la adicción como pan blanco y papas, y opta por alimentos como ensaladas verdes, manzanas y cítricos
  • Asegúrate que cuando compres productos o alimentos ya preparados no lleven azúcar (azúcares añadidos). Checa el valor nutrimental de cada alimento y fíjate donde dice carbohidratos.
  • Consume frutas y verduras. También tienen azúcares pero son muy digeribles. Algunas frutas tienen altas cantidades de azúcar. Puedes checar su índice glucémico en fundaciondiabetes.org/general/articulo/47/el-indice-glucemico-de-los-alimentos y comer en menor cantidad.
  • Si tienes necesidad de consumir algo dulce, toma agua natural. Te dará sensación de saciedad y ayudará a tu cuerpo con sus funciones de digestión e hidratación.

 Tu salud es primero. Educa a tu cuerpo y a tu cerebro con un consumo adecuado de azúcar. Verás que empezando por ti mismo, motivarás a más personas y seguirán tu ejemplo. Recuerda lo que decía el padre de la medicina, Hipócrates: “Que tu comida sea tu medicina”. 

 

Saber más:  

Rada, P., Avena, N. y Barthley H. (2005). Adicción al azúcar: ¿mito o realidad? Rev. Venez. Endocrinol. Metab., 3(2):212.

http://scielo.org.ve/scielo.php?Script=sci_arttext&pid=S1690-31102005000200002 

Palma-Ramírez, G., Navarro-Fernández, A., Lozada-Castillo, I. y Hernández-Valdés F. (2014). El azúcar, tan nociva como cualquier droga. Educación y Salud, 3(5), 1p.

https://www.uaeh.edu.mx/scige/boletin/icsa/n5/e6.html 

Melara, Y. (2013). ¿Eres adicto al azúcar? 5 preguntas para saberlo. La opinión.

https://laopinion.com/2013/11/05/eres-adicto-al-azucar-5-preguntas-para-saberlo/ 

Murillo, S. (2012).El índice glucémico de los alimentos. Fundación para la Diabetes.

http://www.fundaciondiabetes.org/general/articulo/47/el-indice-glucemico-de-los-alimentos

La M.C. Gloria Sarai Gutiérrez Macías es estudiante de la Especialidad en odontología estética, cosmética rehabilitadora e implantología, en la Facultad de Estomatología.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

D.C.  Francisco Gutiérrez Cantú es catedrático de esta facultad, de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí.

0
0
0
s2smodern