APOPTOSIS

Escrito por Rafael Salgado Garciglia

La apoptosis es un proceso denominado también “suicidio celular”

–hay células que reciben el mensaje o la orden de morir, de parar

de hacer sus funciones o continuar multiplicándose-

 

La apoptosis es una vía de destrucción o muerte celular programada, por el cual la célula muere ante estímulos extra- o intracelulares, de una manera ordenada. Es un proceso celular conducido por el propio organismo con el fin de controlar su desarrollo y crecimiento, que se desencadena por señales celulares controladas genéticamente. Este proceso se encarga de regular desde el desarrollo temprano hasta el envejecimiento.

Aunque esta palabra se relaciona con el envejecimiento y la muerte celular, que conlleva a la muerte de los tejidos, órganos e incluso hasta el propio organismo, la apoptosis es fundamental en el desarrollo de tejidos, órganos y sistemas, en el mantenimiento del equilibrio del número de células y en la defensa frente a patógenos.

Realmente es un mecanismo celular extraordinariamente complejo, descrito por Kerr, Wyllie y Currie desde 1972 (British Journal of Cancer, 1972, 26(4):239-57). En 2002, la Academia de Ciencias Sueca concedió el Premio Nobel de Medicina y Fisiología a los británicos Sydney Brenner y John E. Sulston, y al estadounidense Robert Horvitz, por sus trabajos sobre la muerte celular programada o apoptosis.

Con las investigaciones científicas realizadas desde entonces, se ha confirmado que la existencia de la apoptosis, es una necesidad celular por dos principales razones:

1)               Durante la vida de cualquier organismo, es necesario deshacerse de ciertas estructuras celulares y crear otras, es decir, mueren células y se generan nuevas, reconstruyendo  estructuras en los tejidos u órganos.

2)              Es necesario la eliminación de ciertas células que han sufrido daño, como el ocasionado por los radicales libres, cuando están infectadas por virus o bacterias, y cuando las células ha sufrido daño en su ADN.

A pesar de que es un proceso ordenado, si éste pierde el equilibrio, se pierde el orden y se producen diversas patologías como malformaciones, defectos en el desarrollo, enfermedades autoinmunes, enfermedades neurodegenerativas o aparición de tumores.

La apoptosis ocurre en diferentes etapas: las células pierden volumen y las características de adhesión celular, inicia la degradación de proteínas y la fragmentación del ADN, ocurre la condensación de la cromatina, aparecen burbujas en superficie, se fragmenta el núcleo, se forman cuerpos apoptóticos (rodeados de membrana) y hay fagocitosis de estos cuerpos apoptóticos por macrófagos (células del sistema inmune que reconocen, engullen y destruyen patógenos y células apoptóticas).

La apoptosis ocurre tanto en organismos unicelulares como pluricelulares, en éstos, los mecanismos que inducen a este proceso de suicidio celular, los cambios morfológicos y los sistemas de regulación son básicamente los mismos. Sorprendentemente, las moléculas implicadas en este tipo de muerte y sus mecanismos de regulación se han conservado durante el proceso evolutivo.

Aunque ya se conocen los principales mecanismos que desencadenan la apoptosis, actualmente se realizan investigaciones para Saber Más de la regulación celular y molecular de la apoptosis, con fines de llevar a estrategias terapéuticas, principalmente las antitumorales. Una aplicación de este conocimiento es el diseño de fármacos que puedan activar o inhibir selectivamente la muerte de las células. 

Saber más

Lopategui-Cabezas et al. 2016. La mitocondria y la muerte celular por apoptosis. Convención Internacional Virtual de Ciencias Morfológicas, Morfovirtual.

http://morfovirtual2016.sld.cu/index.php/Morfovirtual/2016/paper/view/386/246

Pardo-Andreu et al. 2005. La apoptosis y la senescencia celular: mecanismos supresores de tumores. Rev. Cubana Med., 44:1-12.

http://scielo.sld.cu/pdf/med/v44n1-2/med06105.pdf

0
0
0
s2sdefault