FIBRA DIETÉTICA

Escrito por Rafael Zamora Vega y Rosa María Trujillo Aguirre

La fibra dietética se reconoce como fibra saludable siendo un elemento importante para la nutrición humana, ya que aporta diversos beneficios cuando es incluida en la dieta, debido a la capacidad de retención de agua y aceite, viscosidad y formación de geles, adsorción de macronutrientes y toxinas.

La Asociación Americana de Química de Cereales define a la fibra dietética como la parte de las plantas o hidratos de carbono análogos que son resistentes a la digestión y absorción en el intestino delgado, con fermentación completa o parcial en el intestino grueso.

Los componentes activos de la fibra dietética son los hidratos de carbono complejos (celulosa, β-glucanos, hemicelulosas, pectinas y análogos, gomas y mucílagos) y la lignina que es un polímero que no se digiere ni se degrada por la microflora bacteriana. Las principales fuentes son frutas, verduras, cereales y legumbres.

La fibra dietética puede dividirse por su grado de solubilidad en agua, en fibra soluble y fibra insoluble. La Ingesta Diaria Recomendada (IDR) de fibra para individuos adultos está reportada entre 20-30 g/día. Este tipo de fibras son fermentadas por microorganismos en el intestino grueso por lo que genera la producción de gases, favoreciendo el incremento de la flora intestinal por lo que se les considera como prebiótico. Por otra parte, la fibra insoluble tiene como fin aumentar el volumen de las heces fecales y disminuir su consistencia y tránsito por el tubo digestivo, evitando problemas de estreñimiento.

Entre los beneficios fisiológicos que promueve la fibra dietética podemos mencionar su acción laxante y también su efecto en disminuir los niveles de colesterol en sangre. Es por ello que el consumo de la fibra dietética ha sido asociado con la disminución de los niveles de colesterol y triglicéridos en humanos, lo cual ayuda a reducir el riesgo de enfermedades arteriales y coronarias. Particularmente la fibra dietética de tipo soluble tiene la habilidad de formar un gel que encapsula al colesterol, triglicéridos, ácidos biliares, algunos esteroles neutros, evitando así su absorción en el intestino.

Otro de los beneficios en el consumo de la fibra dietética radica en su efecto sobre la disminución de los niveles en la concentración de glucosa sanguínea, siendo las pectinas y las gomas, los tipos de fibra más efectivos para este tipo de padecimiento.

La fibra dietética está contenida en diferentes alimentos y su ingesta puede ayudar a contrarrestar el riesgo de contraer alguna de las enfermedades relacionadas con el bajo consumo. Un ejemplo de diversos alimentos con una alta fracción de fibra soluble son el nopal, con un 58.6%, la papaya (59.4%), la pera (41.99%), la piña (37.05%), la naranja (35.91%) y la manzana (35.80%). Esto indica que el nopal y las frutas son una fuente importante de fibra dietética.

Los M. en C. Rafael Zamora Vega y Rosa María Trujillo Aguirre son profesores de la Facultad de Químico Farmacobiología de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo

0
0
0
s2sdefault