LÁSER

Escrito por Luis Manuel Villaseñor Cendejas

El láser es un dispositivo que genera luz con características muy peculiares con respecto a la luz ordinaria. Este dispositivo fue construido por primera vez en 1960 por un grupo de científicos liderados por Theodore Maiman en los Laboratorios Hughes, dependientes de la empresa Aeronáutica Hughes. La palabra láser se deriva del acrónimo en inglés para amplificación de luz mediante emisión estimulada  de radiación (Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation).

Sin embargo, el principio de operación de los láseres se publicó desde mucho antes, en 1917 por Alberto Einstein, quien explicó el fenómeno de emisión estimulada de ondas de radio y de luz a través de la teoría de la mecánica cuántica. A diferencia de la física clásica, que describe el comportamiento del mundo microscópico, la física cuántica describe cómo se comportan las partículas sub-atómicas y la luz en el mundo microscópico, esta teoría, de la cual Einstein es uno de los fundadores, surgió a principios del siglo XX siglo XX.

A diferencia de la luz ordinaria que se compone de muchos colores de luz, es decir, luz de muchas longitudes de onda, la luz láser es monocromática, es decir que se compone de un solo color, pero la característica más importante de este tipo de luz, es que tiene un único modo de oscilación sincronizado. En lenguaje técnico se dice que la luz láser está polarizada y que cuenta con una alta coherencia temporal.

La luz de un láser puede ser continua, como en los apuntadores láser de bolsillo que son comúnmente de color rojo, o pulsada, con pulsos tan cortos como unas decenas de attosegundos, en el caso de los láseres más sofisticados que existen. El prefijo atto se refiere a un uno precedido por un punto y 17 ceros, en forma similar al prefijo mili que refiere a un uno precedido de un punto y de dos ceros. Para tener una idea de lo corto que es un attosegundo, basta decir que en ese tiempo, la luz puede viajar aproximadamente una distancia equivalente al doble del diámetro de un átomo de oxígeno.

La luz de los láseres se puede hacer que apunte a lo largo de una línea sin dispersarse hacia los lados, se dice que tiene una alta coherencia espacial. Por esta razón, los láseres se pueden apuntar hacia un espejo en la luna y medir el tiempo que tardan en regresar. De esta forma se usan los láseres para medir la distancia de la Tierra a la Luna, o en general para hacer mediciones topográficas. También se pueden usar para cortar láminas metálicas o a modo de bisturís para hacer cirugías de alta precisión. También se usan en comunicaciones ultra rápidas al hacer viajar pulsos cortos de luz láser en fibras ópticas. Una aplicación más cercana a todos nosotros es en los escáneres de barras que hay en los supermercados, o en los lectores de discos digitales, o en los apuntadores.

A pesar de que es un invento que ya cuenta con 55 años de edad, cada día surgen nuevas aplicaciones de los láseres, la mayoría con fines no militares aunque también hay armas basadas en ellos, seguramente tú has visto o se te pueden ocurrir otras aplicaciones.

{jcomments on}

0
0
0
s2sdefault