BIOINFORMÁTICA

Escrito por Luis Suárez Rodríguez

Como si de una escena de ciencia ficción se tratase y pudiéramos acceder a lo más profundo de la información de un ser vivo desde un click en nuestra tablet o computadora personal o incluso desde nuestros dispositivos móviles, y el poder pensar en acceder a la historia completa, a las enfermedades o problemas encriptados dentro de su ADN, podría sonar descabellado, sin embargo, actualmente esto próximamente podría dejar de ser una fantasía, gracias a la BIOINFORMÁTICA.

Desde que en 1977 Sanger, Maxam y Gilbert desarrollaron el método de secuenciación del ADN, múltiples métodos e información ha empezado a estar al alcance de los grupos de investigación en genómica, dando un gran paso en 1990 cuando se inició el desciframiento del genoma humano.

A partir de este punto la cantidad de información disponible era muy poca ya que organismos sencillos como bacterias eran los que habían sido secuenciados, de los cuales estaríamos hablando de solo cientos de nucleótidos (las bases estructurales del ADN) por descifrar, y lo cual no sucedería con el ser humano el cual contiene millones de pares de nucleótidos.

Es por eso que se hizo necesario un método que permitiese almacenar, ordenar, y manipular toda esta información de manera sencilla, accesible y amigable con los usuarios y con el establecimiento de sistemas de bases de datos computacionales como las del “Banco de genes” establecida en 1982, el camino más sencillo parecía ser la informática.

Sin embargo, los informáticos piensan en algoritmos y matemáticas que parecían estar muy distantes de los problemas que los estudiosos de las ciencias de la vida tienen, así que era necesario contar con una extraña fusión de estas disciplinas para poder acercar a los biólogos e informáticos a tratar de resolver incógnitas que estaban por venir.

Es así como la fusión de estas dos disciplinas ha sido muy importante, ya que dio origen a la llamada BIOINFORMÁTICA, que según el Centro Nacional para la Información Biotecnológica (NCBI por sus siglas en inglés), es un campo de la ciencia en el cual confluyen varias disciplinas tales como la biología, la computación y las tecnologías de la información.

El objetivo que se persigue es facilitar el descubrimiento de nuevas ideas biológicas que ayuden a crear perspectivas sobre algún campo de investigación biológica como la identificación rápida y confiable de enfermedades, discernimiento de clasificación de especies o incluso que tan contaminada y por quién se encuentra un ecosistema. Y que esta información además, no solo es individual sino masiva, ya que puede incluir información de genes, de función de genes o incluso de las proteínas codificadas en los genes, además de que toda esta información debería encontrarse integrada y de fácil gestión para los usuarios de los laboratorios de investigación, con la capacidad de comparar y relacionar la información genética con una finalidad deductiva, para ofrecer respuestas que pudieran no parecer obvias a la vista de los resultados de los experimentos.

En un principio se pensaba que la bioinformática se referiría solo a la creación y mantenimiento de las bases de datos que almacenaban la información biológica, lo cual podría ser una tarea sumamente sencilla para los informáticos. Sin embargo se necesitaba desarrollar la manera de interpretar y clasificar esta información, tarea que hasta ese momento concernía solo a los biólogos moleculares, eran por tanto necesario crear un “puente” que permitiera manifestar las necesidades que los biólogos tenían y que junto con los informáticos trataran de desarrollar los algoritmos necesarios para descifrar la información almacenada y así fusionar matemáticas aplicadas, estadística, ciencias de la computación, inteligencia artificial, química y bioquímica. Con esta información, el Informático soluciona problemas al analizar datos y simular sistemas o mecanismos, para adquirir, almacenar, organizar, analizar o visualizar tales datos en los organismos vivos.

Los Bioinformáticos han empezado a ser ese puente, aunque actualmente son pocos en el mundo y por tanto tienen una ardua tarea, la cual a través de herramientas y utilizando la información depositada en las bases de datos del mundo comienzan a descubrir relaciones escondidas en el “código de la vida”, aplicándola hacia la enzimología, genética, biología estructural, medicina, morfología y ecología, entre otras.

La BIOINFORMÁTICA tiene grandes alcances actuales como el alineamiento de secuencias, la predicción de genes, armado de genomas, predicción de estructura de proteínas, interacciones y modelado de la evolución, lo cual nos acerca cada vez más al sueño de contar con toda la información de la vida al alcance de un click.

{jcomments on}

0
0
0
s2sdefault