Mujeres en la ciencia

Escrito por Horacio Cano Camacho

Cuando estudiaba la carrera de biología realizamos un examen de una materia muy “difícil” y de esas que asustan a todos. Días después, el profesor nos entregó los resultados, y no es por presumir, pero una condiscípula que ya entonces era una especie de novia mía y ahora ya es mi colega y compañera de vida y yo sacamos un diez. El profesor se sintió obligado a mostrar los exámenes de ambos y aclarar que eran respuestas muy diferentes e independientes.

Luego se sintió obligado a justificar su comentario por el hecho de que muchos creían que como éramos pareja, seguramente ella me copiaba... ¿por qué no podría ser al revés y el copión ser yo?¿por qué se asume que ellas son una especie de rémora? En este caso, ella estudiaba conmigo, me explicaba el tema y me enseñó de manera tan adecuada que me saqué un diez...

Esta situación fue muy tonta y triste. Guadalupe la sigue recordando de manera muy vívida, porque no fue la única ni la última, aún ahora como profesores universitarios muchos de nuestros compañeros siguen devaluando el trabajo de las mujeres y cuando lo aceptan, lo hacen como una suerte de concesión graciosa... Una forma de machismo que, por desgracia, priva en el sector de la ciencia de manera muy sutil pero siempre presente...

Un “argumento” muy usado es que las mujeres están alejadas de la ciencia por que o no tienen interés en ella o su capacidad está en otras cosas. Esto es, la ciencia es cosa de hombres y “basta” ver cuántos Premios Nobel se han otorgado a mujeres o cuantas de ellas son líderes mundiales en los campos de frontera...

Si bien podemos notar con gusto como la participación de las mujeres en la ciencia y la tecnología crece continuamente, su ritmo y número aún es insuficiente y existen áreas en las que su contribución está lejos de su potencial.

Las causas de este fenómeno son diversas, pero podemos rápidamente ver su exclusión histórica como una de las principales. No es una cuestión de capacidad o de interés lo que las ha mantenido alejadas, es la exclusión, la discriminación y la falta de oportunidades lo que ha operado en su contra. Las mujeres son tan (o más) inteligentes, creativas o ingeniosas que sus pares hombres y muestras hay un montón.

Las restricciones -manifiestas o sutiles- que se han puesto a las mujeres para acceder a la educación, a los fondos para investigación, becas, incluso al reconocimiento de sus logros son enormes y allí están en la historia para atestiguarlo. Así como también podemos encontrar la lucha constante y cuesta arriba de muchas mujeres que han logrado sobreponerse a los prejuicios, los estereotipos, la discriminación y la ignorancia.

Por eso es fundamental el libro que ahora recomiendo. Se trata de Mujeres de Ciencia de Rachel Ignotofsky (Nórdica ediciones, 2017, Chile. ISBN 9788416830800). Se trata de libro ilustrado y educativo, que destaca las contribuciones de mujeres notables a los campos de la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas desde el antiguo hasta el mundo moderno. Podemos encontrarnos con Hipatia, matemática, astrónoma y filósofa de Alejandría, en Egipto; Sybilla Merian, ilustradora científica alemana; Wang Zhenyi, astrónoma china; Marie Curie, física y química polaca y una de las mentes más lúcidas de todos los tiempos; Barbara McClintock, norteamericana y una de las genetistas más destacadas del siglo XX y ejemplo de cómo sobreponerse a la incomprensión y la discriminación del mundo científico. En fin, son 50 infografías sencillas, bellamente ilustradas, con datos esenciales sobre su vida, obra, estadísticas, entre otra información.

Este libro también contiene infografías sobre temas relevantes como equipos de laboratorio, datos de mujeres que trabajan actualmente en campos relativos a la ciencia y un glosario científico ilustrado.

Me parece una obra muy recomendable para chicos y grandes, pero sobre todo para maestras y maestros de educación básica. Una manera de ilustrar las clases para demostrarle a los estudiantes que no hay diferencia alguna entre mujeres y hombres cuando se facilita y estimula el acceso de todo el talento al mundo del conocimiento.

 

Horacio Cano Camacho, Profesor Investigador del Centro Multidisciplinario de Estudios en Biotecnología y Jefe del Departamento de Comunicación de la Ciencia de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2sdefault